Como me gusta el pescado… (o por qué usar linux)

Acabo de leer una historia en los foros en español de ubuntu (ubuntu-es.org) que me ha parecido buenísima, asi que la comparto por aquí con vosotros (el que se pase por aqui…)

Su autor (Maverick) la ha llamado Metáfora de la carne o el pescado (ubuntu-es.org) y está escrita en este hilo (ubuntu-es.org). Espero que os guste… ¡¡y que empeceis a usar linux de una vez!!

Para los que os querais iniciar tenéis mi guia para instalar ubuntu (brezzy), que se actualizará pronto en cuanto la nueva versión(dapper) sea estable y creen el automatix para ella(1).

Bueno os dejo con la historia que me lio:

**Imagina que entras en un restaurante para comer. El camarero, antes de mostrarte la carta, te sirve un plato de estofado. El plato tiene buena pinta; cuando miras a tu alrededor ves que todo el mundo está comiendo estofado.

Cuando lo pruebas, notas que su sabor es horrible. No parece ternera ni cerdo. Pero todos siguen con su estofado, así que supones que tendrás que comértelo de todos modos

Ya llevas la mitad del plato cuando entra otra persona, que se sienta en la mesa de al lado. Le sirven estofado, pero devuelve el plato. Pide lenguado en salsa

Extrañado, te preguntas si el pescado también será tan malo como el estofado. Ves que esa persona tarda alrededor de un cuarto de hora en quitar todas las espinas y limpiar la pieza, pero la comida parece gustarle. Un señor que hay sentado a tu lado se da cuenta de que estás observando al chico del pescado, y te comenta “No entiendo como puede comer pescado. ¡Pierde todo el tiempo tan sólo para limpiarlo!”. El chico se da cuenta y le contesta “Pero merece la pena la espera”

Además, oyes conversaciones en las que se dice que alguno de los que comió estofado el día anterior está con gastroenteritis, posiblemente por comer carne en mal estado. Mientras la persona del pescado está acabando, llama al cocinero para explicarle que el plato estaba exquisito, pero con un poco de zumo de limón hubiera quedado más jugoso. Decides llamar tú también al cocinero para comentarle que el estofado es asqueroso, pero te responde que el hecho de comer estofado te prohíbe preguntar de dónde salió la carne, y no puedes cambiar las patatas por champiñones en caso de que no te gusten. “¿Cómo es posible que no pueda saber qué animal estoy comiendo?”, le dices. Por lo visto, la empresa que distribuye la carne guarda celosa ese secreto, aunque asegura que es de calidad y apta para el consumo humano.

La persona del pescado se dispone a marchar, y se va sin pagar la cuenta. Preguntas al camarero, y te dice que el pescado es gratuito, pero el estofado hay que pagarlo. El señor de antes te comenta “Si es gratis, seguro que no es de fiar”, aunque piensas si realmente algo puede estar más malo que la carne que te acabas de comer. Pagas una cantidad exorbitada por un estofado malísimo, y marchas del restaurante. En tu camino a casa, ves que en otro restaurante el pescado cuesta dinero, aunque ni la mitad que la carne. El camarero te dice que el pescado es el mismo, pero esta vez lo sirven con extra de guarnición si quieres. Si no, también es gratis

A la semana siguiente, vuelves al mismo restaurante. Piensas si probar el pescado o seguir con la carne. Nuevamente, todos los comensales han pedido estofado. En una mesa encuentras al chico de la semana pasada, en lugar de lenguado ha pedido merluza al ajillo. Te invita a sentarte a su lado.

“¿Quieres pescado? Si no te ves capaz de limpiarlo, te puedo echar una mano. Está buenísimo. Si lo pruebas y no te gusta, no pasa nada, siempre podrás volver al estofado”. Se ríe y añade “¿De verdad te gusta? Es malísimo”

Empiezas a dudar, y recuerdas lo que te dijeron la semana pasada. Le preguntas acerca de la procedencia del pescado, podría ser que estuviera en mal estado. Te contesta que ese pescado es del día, que puedes ir tú mismo a la lonja a comprobar como el dueño del restaurante lo adquiere todos los días. Nadie te garantiza que sea bueno, pero resulta que sí lo es. Tú mismo puedes comprobarlo. Te comenta que los grandes gourmets siempre piden pescado para comer. Como necesitan cierta garantía de calidad por su estatus social, pagan a un notario para que vaya todos los días al puerto a comprobar que, efectivamente, el pescado es fresco. El resto de comensales se aprovechan de esto, pues el notario no sólo garantiza el pescado de los más exigentes, sino todos los palés que pasan por la lonja.

Además añade “¿O es que acaso puedes comprobar la procedencia de la carne? Sabes, cualquiera puede pescar su propio pescado y comerlo como más le guste. En cambio, la empresa que controla la carne no permite cocinarlo de maneras que no sean las que ellos quieren. Ni siquiera dicen qué animal estás comiendo, ¿Te parece normal? ¿Si su carne es tan buena, qué tienen que esconder?”

“Una vez que te has acostumbrado a limpiar el pescado de espinas, aunque tardes un poquito más en comer, te quedas más a gusto. Insisto, te echo una mano hasta que te acostumbres. No entiendo cómo puede haber gente que pague por esa ¿carne?”. Le recuerdas que mucha gente marcha sin pagar. “Sí, claro que puedes irte sin pagar. Pero pudiendo comer un buen pescado, no comería ese estofado ni aunque me lo regalasen. Y si lo pruebas lo entenderás”**

(1) Estable viene a decir cuando “salga”, pero claro, en linux todo el mundo puede probar las cosas antes de que “salgan”, en sus versiones inestables. En fin, mejor q Windows que SIEMPRE es inestable… 😛
Automatix es un programilla que ayuda bastante para instalar ciertas cosas, si leeis la guia entenderéis para que sirve.

Nuevo Cuento

Ya acabé el cuento que traía entre manos y que me ha tenido ocupado un par de semanitas. Es el más largo que he hecho hasta la fecha. Ya lo leyó la persona para quien estaba hecho, asi que lo “publico” aquí para quien quiera leerlo. Lo podeis encontrar en la sección de CUENTOS o pinchando en este enlace:

Ani y el llanto de las sombras

Espero que os guste a todos.

PD: Un tachón más en la lista, aunque el fin de semana no trajo tantos como me hubiese gustado…

Proposiciones decentes… o indecentes

Después, casi, de que haya pasado esta semana de pésima vida académica y social, al menos, me doy cuenta de que voy llevando a cabo algunas de las cosas que me propuse hacer antes de irme. Seguramente, cuando finalice este fin de semana, habrá más bellos tachones en ese listado.

Por otro lado (aunque tiene que ver) estoy acabando de escribir un cuento, que tendrá que esperar un poco para verse “publicado” (si se me permite usar el verbo publicar en vez de decir colgar en esta página), ya que es una encargo para una amiga y tiene la “exclusiva” de leerlo primero. Supongo que para la semana que viene todos lo podréis leer y ver el correspondiente tachón en la lista.

Os reto desde aquí a que me propongáis encargos o pruebas de este estilo, imponiéndome para mi(s) próximo(s) cuento(s) una temática, un título, una ambientación, unas palabras clave o lo que se os ocurra. Podéis dejar un comentario aquí mismo o escribirme un email explicando lo que os gustaría (1) y esperar a que la Luna me susurre las palabras que me hagan sorprenderos.

Cumpliré todas pruebas que me propongáis (una por persona) tarde el tiempo que tarde. Así que, ya sabéis, animaros a escribirme y animarme a escribir.

Un saludo.

PD: Harris, la semana que viene empiezo también con “Lost Hope Hill”, que le cogido el gusto a escribir en el tren. 🙂

————
(1) Si os inventáis todo escribidlo vosotros, solo quiero pequeños empujones hacia uno u otro lado, empujones que cumpliré a rajatabla intentando hacer algo que no os imaginéis

Manderlay – Lars von Trier

Acabo de ver esta película de Lars von Trier (imdb.com, en inglés). Secuela de Dogville (imdb.com), y a la espera de que se grabe “Wasington”, Está dentro de la trilogía que este director quiere hacer sobre Estados Unidos llamada: “USA – Land of Opportunities”.

Estéticamente es igual que Dogville, por lo que no sorprende tanto como la anterior. Ambientes teatrales oscuros con juegos de iluminación que crean los espacios y donde prima la actuación (No digo más para no destrozar la sorpresa a quien no haya visto ninguna de las dos). Me pareció mejor conseguido en Dogville, aunque quizá fuese el verlo por primera vez lo que me hace decir esto. Me gusta bastante la estética que hace ésto en la película y la importancia que se da así a las actuaciones y los sentimientos que éstas expresan.
En este aspecto la sustitución de Nicole kidman por Bryce Dallas Howard para el papel de Grace(1), la protagonista principal, no se nota mucho, ya que la chica está a la altura y lo hace bastante bien, aunque me quedo con la primera. El resto de actores también me han gustado bastante y hacen una película muy creíble, contando con todo lo que “falta” (hay que ver alguna de las dos para entenderlo).

Siguiendo con estilo teatral que mencionaba antes, la historia se divide en actos o capítulos, cada uno con su principio, su fin y su moraleja, esta última no explícita pero si fácil de captar. Se abusa un poco de la voz en off del narrador, pero no llega a resultar pesado e introduce bastante bien las historias.

El guión es una crítica al “esclavísmo” moderno en contraste con el esclavísmo clásico al que fueron sometidos los negros(2) en Estados Unidos que no se queda en el “pobrecitos negros” y el sentido de culpabilidad por el “qué hemos hecho”, sino que incluso se critica esa forma de pensar que está representada en el personaje de Grace. También hay una crítica a los prejuicios que tenemos sobre las personas, a los que englobamos y metemos en diferentes grupos según sean y se comporten. Aunque en la película esto aparece sólo sobre los negros creo que la crítica está dirigida (o al menos me gusta pensarlo así) a todas las personas independientemente de la raza(3). También se critica al “gobierno del miedo”,la pena de muerte y, según lo he visto yo, a los fallos de la democracia. Quizá por eso me ha gusta más que Dogville ya que la crítica se dirige, mas que a las personas, a los sistemas creados por estas (4). Todo esto esá dirigido contra el gobierno estadounidense, pero sería estúpido pensar que no puede ser extrapolable a Europa o cualquier otra parte del mundo. No creo que Lars von Trier esté viendo las pajas del otro lado del charco y no aprecie nuestras propias vigas.
Por último, el final es algo previsible si has visto Dogville (no puede acabar bien, siendo felices y comiendo perdices, y menos aún si Grace tiene que aparecer en la siguiente película en Wasington) y no acaba de convencerme del todo, cierra demasiado las puertas a la esperanza y a la confianza en la gente, y eso me entristece(5).

Bueno, lo dejo ya. Ni que decir tiene que recomiendo la película, y si no habéis visto Dogville también os la recomiendo, aunque no hace falta ver la primera para entender la segunda, no tienen nada en común mas que comparten protagonista (y encima con diferentes actrices) y estética, pero las historias que cuentan son distintas.

Un saludo. Seguro que hoy es un bonito día para sonreír.

Enlaces que tienen que ver:

http://www.manderlaythefilm.com (Web oficial, en inglés)
http://www.labutaca.net (en español)
http://www.imdb.com (en inglés)

PD: Se me queda en el tintero hacer una crítica de “El Castillo Ambulante”, que también la vi esta semana santa y me gustó bastante, aunque menos que el “El viaje de Chihiro”

——————————–

(1) No se a que se debe el cambio de protagonista, pero supongo que viendo trilogía seguida no debe quedar muy bien. Aún así al ser historias con su principio y su fin, todas independientes, es algo tan importante.
(2)No me gusta usar lo de gente de color porque todos somos de color. Ellos son negros, yo blanco y otros amarillos, es una cuestión de diferenciación y no tiene ninguna connotación negativa.
(3)Vale, científicamente las razas humanas no existen, de hecho nuestra raza es la raza humana. Es de lo poco que aprendí del mamón de mi profesor de etnología, pero he puesto esa palabra porque es la que se usa en la película y también para que se entienda ya que ha sido y sigue siendo usada aún (y somos nosotros los que construimos el lenguaje)
(4)No me gusta pensar que las personas son malas.
(5)Estoy pensando y quizá “Lost Hope Hill” (el proyecto de libro ilustrado que llevo con Harris) acabe resintiéndose de lo mismo.

Mi futuro a corto plazo

Antes que me dé cuenta me iré a otro lugar (el destino me dirá esta semana donde). Asi que he ordenado un poco mi caos y, de paso, estrenado mi nueva libreta para ideas itinerantes y olvidadizas, y he hecho una pequeña lista de las cosas que no debo olvidar hacer antes de irme. La lista se irá ampliando según se me ocurran mas, pero creo que están algunos de mis sueños mas importantes a corto plazo.

La dirección es la siguiente: Cosas a hacer antes de irme. Espero que veais como se van tachando todos y cada uno de los puntos que hay ahí.

Os recuerdo que hoy es un buen día para ser feliz.

PD: Ya se que tengo esto un poco abandonado, pero es que entre mi poco tiempo libre, los fallos de bitacoras.com y los de mi conexión a internet me ha sido imposible escribir nada ultimamente. Ahora parece que todo se calma, asi que espero que leais muchas mas anotaciones dentro de poco.